10 Argumentos sobre la liberación de Palestina

Bv6p9jFCAAAV-H1

Ikhras @ikhras
4 de septiembre, 2014
10 Talking Points On Palestine For Arab-Americans

Colectivo Traducción No Tripulada

1. Gaza es Palestina

Con Gaza bajo asedio desde 2007 y con las repetidas masacres que Israel lleva a cabo en esta pequeña franja de Palestina, la más reciente finalizada hace apenas unos días, es natural que Gaza se convierta a menudo en el foco de la atención mundial. Sin embargo, es muy importante resaltar que Gaza no es una entidad política o geográfica separada de la Palestina ocupada. Recuerda que el 75-80 por ciento de la población atrapada en esa prisión al aire libre que es Gaza, está constituida por inmigrantes refugiados (y sus descendientes) que huyeron de sus ciudades y pueblos en todo el territorio palestino debido a la limpieza étnica que se llevó a cabo desde 1948.

2. Toda Palestina está ocupada

Cuando se habla de la ocupación sionista, hay que dejar claro que nos referimos a la ocupación de toda Palestina. Es fácil recordar qua la ocupación que sufre el pueblo de Palestina dura ya 66 años. El slogan “desde el río [Jordán] hasta el mar [Mediterráneo]” también es eficaz y proporciona un contexto claro. Recuerda subrayar que ningún gobierno extranjero ni organismo internacional ha tenido alguna vez derecho a decidir sobre la partición de Palestina, o a establecer alguna entidad en ese país, sin el consentimiento de los árabes palestinos, que son el pueblo originario de Palestina, la única población autóctona y por consiguiente, dueños legítimos de esa tierra. Por lo tanto, no hay distinción moral o legal entre la antigua colonización o la posterior ocupación de regiones de Palestina por las guerras de conquista israelíes de 1948 (que incrementaba el área que ya la ilegal y nula partición de la ONU en 1947 había asignado al régimen usurpador sionista) y de 1967.

3. Derecho de los palestinos a la auto defensa y resistencia

No debes dudar en defender el legítimo derecho del pueblo palestino a resistir y defenderse, incluso con la lucha armada, porque está consagrado en la Carta de derechos de Naciones Unidas. Hay que simplemente defender ese derecho básico que tienen todos los pueblos del mundo, y no necesitamos expresar una preferencia por cualquier forma o método de resistencia (sea armada o pacífica). Esto compete exclusivamente al pueblo de Palestina ocupada. Asegúrate de recordar que no hay equivalencia moral, ni legal, entre la violencia del ocupante/colonizador y la resistencia de los ocupados/colonizados.

4. Puedes (y debes) defender los grupos de resistencia palestinos sin violar la ley

Muchos van a querer centrarse en Hamas. Pero Hamas no es el problema. Ellos no son una organización terrorista, como han sido retratados por los medios de comunicación de los regímenes occidentales y la máquina de propaganda sionista. Hamas es hoy el más grande entre muchos grupos de resistencia palestinos que luchan por la liberación de la Palestina ocupada, y que actualmente operan bajo un mando unificado, con el pleno apoyo del pueblo palestino. Es comprensible que, en el clima de miedo e intimidación en Occidente y con el aumento de violaciones de los derechos civiles en los últimos años, muchos duden en defender un movimiento de resistencia palestina que los regímenes occidentales han designado como “organización terrorista extranjera”. Tú puedes y debes defender a Hamas y a todos los grupos de la resistencia palestina dentro de los límites de la ley. Conservas el derecho a expresar tu opinión y a desafiar esa designación “terrorista” de la que es víctima Hamas que, por cierto, ganó unas elecciones de forma aplastante en 2006. Debes enfatizar enérgicamente que Hamas y otras facciones palestinas no son grupos terroristas, sino organizaciones de resistencia legítimas, que luchan contra la invasión y la ocupación extranjera..

5. Uso desproporcionado de la fuerza

No debes aceptar el argumento del “uso desproporcionado de la fuerza” por parte de Israel. El principio de proporcionalidad es una norma de derecho internacional consuetudinario aplicable a los conflictos armados, cierto, pero cualquier referencia a este principio en el caso de Palestina incluye una presunción inherente de que Israel tiene derecho a un uso proporcional de la fuerza. Todo lo contrario, Israel es reconocido por la ONU como potencia ocupante y tiene la obligación de proteger a la población que vive en el territorio que ha ocupado. Y además, dado que Palestina no cuenta con un ejército regular, no hay ningún tipo de proporcionalidad en la agresión sionista hacia el pueblo palestino. El punto en el que hay que centrarse es que Israel es un invasor extranjero y ocupante, sin derecho a utilizar ningún nivel de fuerza en defensa de su ocupación militar y régimen colonial.

6. Complicidad del régimen estadounidense en los crímenes de guerra israelíes

Marca la complicidad de EEUU y en general de Occidente (pasada y presente) en los crímenes de guerra de Israel. Hay que exigir un alto completo al apoyo político, económico y militar de EEUU hacia Israel. Puedes investigar fácilmente en la Web para proporcionar información precisa y detallada sobre el alcance y el ámbito de esta ayuda económica y militar. Recuerda que durante la masacre en curso en Gaza, funcionarios del régimen estadounidense respaldaban las acciones de Israel, y que reiteradamente hicieron valer “el derecho de Israel a defenderse” mientras reponían los suministros de munición al régimen sionista.

7. Palestina, árabes y los valores humanos universales

Recalca siempre que éste no es únicamente un “conflicto palestino-israelí”, sino un conflicto árabe-sionista. Así como las diferentes regiones de Palestina (divididas en 1948 y 1967) y los palestinos viviendo bajo la ocupación o en la diáspora no deben dividirse, tampoco debe separarse Palestina del resto de la región. Señala que Israel ha estado en estado de guerra con todos sus vecinos árabes desde su creación, y además de ocupar Palestina, continúa ocupando partes del Líbano y el Golán sirio y aspira a crear un “Gran Israel” con tierras de todos los árabes. Recuerda que la liberación de Palestina sigue siendo la causa central del mundo árabe, y se ha convertido ya en una causa moralmente legítima para todo el mundo, pues se apoya en valores humanos universales.

8. Religión: Un distractor y una oportunidad

Será inevitable que te encuentres con muchos que, ya sea por ignorancia, fanatismo, ideología o propaganda, querrán enmarcar el conflicto en términos religiosos. Responde que éste no es un conflicto religioso, recuérdales que el conflicto palestino-israelí es sobre colonialismo, limpieza étnica, ocupación militar, y apartheid. No te dejes arrastrar a una discusión irrelevante sobre religión. Esto sólo sirve para reforzar los argumentos de ocupación sionista. Más importante, un conocimiento más detallado de la historia antigua de Palestina te permitirá exponer y desacreditar la conexión entre judíos actuales y antiguos, así como desacreditar la conexión que pregonan los sionistas (basados en la tradición bíblica) entre “israelitas” y “Hebreos”. Antes de que los sionistas se apropiaran de la tierra Palestina, se apropiaron de su historia antigua. Una argumentación bien documentada es esencial para recuperar esa historia.

9. No pierdas el tiempo con el “proceso de paz”

Cuando hablen sobre cualquier “proceso de paz” o “soluciones,” señala que un “misterio”, enigma o rompecabezas requiere una “solución”, pero la colonización y la ocupación de un pueblo requiere solo su descolonización y liberación. De hecho, esta es una buena ocasión para que insistas en que Israel no tiene derecho a existir, y que el conflicto terminará sólo con el desmantelamiento de la entidad colonial, el retorno de todos los refugiados palestinos a sus tierras, pueblos y aldeas, y la reintegración de Palestina en su entorno natural, histórico, geográfico y cultural. Evita discutir el tema de la reorganización de la arquitectura política en Palestina después de su liberación. Es un debate absurdamente prematuro puesto que compete a los palestinos decidir, y solo podrá ser abordado tras la liberación de Palestina y el retorno de todos los refugiados. Además, no pierdas el tiempo respondiendo a argumentos jurídicos. Sólo debes mencionar que, aunque el Derecho Internacional está del lado de los palestinos, la lucha por la liberación de Palestina no necesita ser justificada en ningún marco legal.

10. Rendir justicia es un imperativo moral

No es suficiente condenar los crímenes de guerra israelíes y la complicidad de todos los regímenes de Occidente en ellos. Debes exigir la reparación de los daños, que implica nada menos que la detención y el juicio de todos los criminales de guerra y la restitución de tierras, casas, trabajo. Aunque el panorama político mundial y la distribución actual del poder impidan que estas demandas sean llevadas a cabo en un futuro cercano, se debe no obstante insistir en ellas como un imperativo moral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s